lagupres

Limpiezas Químicas

Las limpiezas químicas consisten habitualmente en la recirculación de un compuesto químico en disolución, con control de temperatura y una velocidad establecida, a través del equipo, la línea o la superficie que hay que limpiar.

 

Los trabajos que pueden efectuarse son de diferentes tipos:

  • Preoperacionales de plantas. En trabajos de montaje de tuberías y equipos de acero y acero inoxidable es necesario efectuar una limpieza de arrastre de suciedad, óxidos, calaminas, así como restos de soldaduras, etc. El ejemplo más significativo es el decapado y pasivado, es decir, la preparación de líneas y equipos previa a su entrada en servicio o funcionamiento.
  • Mantenimiento. Como por ejemplo la descarbonatación de un circuito de refrigeración. La eficacia de una limpieza química frente a otros procedimientos alternativos se fundamenta en ventajas derivadas de la reducción del tiempo, la simplicidad del proceso y el amplio alcance.
  • Flushing de líneas de aceite. Mediante la circulación de un aceite de características similares al que posteriormente trabajará en el circuito hidráulico, se efectúa un arrastre de todos los elementos sólidos que potencialmente pueden contaminarlo; estas impurezas quedan atrapadas en el sistema de filtraje.

 

De forma general, las limpiezas químicas pueden aplicarse a prácticamente todo tipo de equipos e instalaciones industriales y tienen un uso extendido por las ventajas competitivas con respecto a procedimientos de limpieza mecánica o hidromecánica.

Si se necesita efectuar un trabajo de estas características en un área clasificada, ponemos a su disposición nuestros equipos compuestos por:

  • Personal titulado, formado y con amplia experiencia;
  • Cubetos de mezclas de acero inoxidable de varias medidas;
  • Bombas ATEX de impulsión 30 CV (40 m3/h);
  • Sistema de calentamiento mediante vapor;
  • Mangueras de productos químicos embridadas PN16;
  • Laboratorio con equipo portátil de análisis químico

 

Lagrupres limpiezas químicas